El misterioso caso del robo en el astillero que empleaba tecnologías de proximidad

El misterioso caso del robo en el astillero que empleaba tecnologías de proximidad

El misterioso caso del robo en el astillero que empleaba tecnologías de proximidad

Astillero 4.0
En el astillero están preocupados, y es que su proyecto estrella ha sufrido un contratiempo inesperado que puede tener consecuencias mundiales. Por suerte, dos intrépidos detectives ayudados por tecnologías de proximidad pondrán todos sus esfuerzos en resolverlo.

Faltaba poco para que el reloj marcase las 3 de la madrugada en el reloj comprado en esa tienda de muebles sueca de cuyo nombre no puedo acordarme. La detective privado Vizcaíno se encontraba recostada en el sofá con su pijama favorito mientras se deleitaba con su placer máximo, Netflix.

Y entonces sonó el teléfono. Reconoció la voz de su interlocutor al instante, pese al evidente tono que delataba que acababan de fastidiarle un maravilloso y profundo sueño. Evidentemente, pese a ser socios desde hace 5 años, sus ritmos de sueño no se habían sincronizado.

– ¿Vizcaíno? Soy yo, Coronado.

Tras la pausa correspondiente para un bostezo, prosiguió.

– Tenemos un nuevo caso, ha ocurrido un robo importante en el astillero y tenemos que presentarnos allí de inmediato. Ahora mismo no sé nada más. Ponte en marcha y nos vemos allí en media hora.

Vizcaíno y Coronado se encontraron en una de las salas de reuniones del complejo de los astilleros, pero no estaban solos. En esa sala estaban los máximos responsables de la fabricación del que pueda que sea algo más que un barco, y es que estamos hablando del primer buque de mercancías propulsado al 100% por energía solar.

Tras una breve pero intensa conversación, la situación les quedó perfectamente clara y se dieron cuenta de la gravedad de la misma… ¡Habían robado los planos del barco! Y no querían que saliese a la luz pública. Todo eso explicaba las caras del personal que estaba reunido.

Tras una charla intensa con el máximo responsable del proyecto, se redujo la lista de principales sospechosos a 2, que eran las personas que se encontraban en la planta en el momento del robo.

Los sospechosos del robo

El misterioso caso del robo en el astillero que empleaba tecnologías de proximidad

El Señor Woo, ingeniero jefe del proyecto

Nacido en una pequeña aldea en las afueras de Pekín, desde pequeño destacó por su genialidad, gracias a la cual consiguió diversas becas para el estudio, completándolos con un máster en ingeniería naval en Estados Unidos.

A sus 52 años, es todo un referente en el sector, contando con una dilatada experiencia en empresas navieras de todo el mundo.

¿Por qué se sospecha del Señor Woo? Pese a sus muchos años residiendo en Occidente, el Señor Woo viaja constantemente a China presuntamente a visitar a su familia. Pero eso no es todo, sino que se sabe que uno de sus hermanos es un alto funcionario del Gobierno chino, por lo que las sospechas de espionaje siempre han estado presentes.

Antonio Romero, soldador

Antonio es un soldador que lleva nada menos que 15 años trabajando en el astillero y, concretamente, en este proyecto prácticamente desde sus inicios.

Según se cuenta en la empresa, Antonio tiene problemas económicos y, pese a las continuas peticiones de subida de sueldo, el astillero se las ha negado, por lo que puede haber cierto resentimiento con la empresa, lo suficiente como para vengarse a la vez que solventa su necesidad de dinero.

Resolviendo el caso gracias a Polaris

Una vez la detective Vizcaíno escuchó atentamente la descripción de cada sospechoso, pidió el acceso al software de gestión integral de la fábrica. Todos la miraron sorprendidos, menos su compañero, que conocía a la perfección las destrezas digitales de su compañera, que antes de ser policía hizo su carrera de Ingeniería Informática con sus pinitos en la industria.

Vizcaíno se sentó delante de un monitor con un logo en el que pudo leer algunas palabras como “Polaris” o “Sixphere”. Seguidamente, y tras pedir los accesos necesarios a los responsables, nos rogó que la dejásemos tranquila sobre una hora.

Pasado ese tiempo, Vizcaíno se levantó y mirando a todos los asistentes dijo:

– ¡He resuelto el caso!

Todos la miraron con cara de no creer lo que estaba pasando, algunos pensaron que la falta de sueño les estaba jugando una mala pasada, pero era cierto, Vizcaíno había encontrado al ladrón con unos pocos clicks y golpes de teclado. ¿Cómo lo había hecho? ¿Brujería?

Investigando a los sospechosos

Vizcaíno se puso a presidir la mesa de reuniones para explicar cómo había conseguido llegar al ladrón gracias a la herramienta Polaris, para lo cual investigó la actividad de cada uno de los sospechosos.

Investigando al Señor Woo

A priori, era la persona sobre la que recaían todas las sospechas. Sobre todo porque de los tres es el que tiene mayores conocimientos sobre la documentación del proyecto. Una documentación que se encuentra completamente digitalizada, siguiendo la cultura paperless de la empresa. Además, el Señor Woo se encontraba trabajando cuando se produjo el robo, tal y como había registrado automáticamente Polaris gracias a su tarjeta de identificación sin contacto.

A pesar de todas las sospechas, el Señor Woo no es el autor del robo. ¿Cómo lo demostramos? El señor Woo tiene que estarle muy agradecido a Polaris, y es que se pudo demostrar que se encontraba trabajando todo el tiempo en la reparación de una máquina que se encontraba en otra sección.

Esta máquina era el origen de una no conformidad detectada a lo largo de una de las auditorías internas de calidad que el módulo de Housekeeping de Polaris gestiona. Gracias a los registros documentales asociados a dicha reparación, corroboró que había sido él quien había realizado las acciones correspondientes.

Investigando al soldador Antonio Romero

Como hemos visto, Antonio también tenía sus motivos para cometer el robo, pero… ¿fue él? Vayamos paso por paso.

Antonio dispone de una tablet a través de la cual Polaris le envía inteligentemente las órdenes de trabajo que debe cumplir en función de en qué lugar se encuentre y cómo esté de atareado. En principio, con esa tablet se puede acceder a todos los planos del barco, todo sería cuestión de descargarlos y enviárselos al mejor postor.

¿Lo hizo entonces? La respuesta es un rotundo NO. ¿Por qué está Vizcaíno tan seguro de ello? Muy sencillo, con Polaris se pueden configurar los permisos para que cada trabajador sólo tenga acceso a la documentación que sea estrictamente necesaria para el desempeño de su tarea. Y, por lo descrito por sus superiores, Antonio no necesitaba de los planos para soldar las piezas con las que trabaja a diario.

Una vez que Vizcaíno terminó su explicación, todos se quedaron con la cara desencajada, ¿estaban sin sospechosos? ¿qué había pasado entonces? Tras un silencio tenso y expectante, Vizcaíno siguió con su aclaración de los hechos.

– Mi conclusión es que no ha habido ningún robo, me juego mi licencia de detective a que los planos no han salido de este astillero.

La cara de los presentes no mejoró ni por un instante. Salvo la del propio Señor Woo, que esbozó una sonrisa y, mientras se acercaba a Vizcaíno, aplaudía rítmicamente.

– Enhorabuena – dijo el Señor Woo mientras tendía su mano a Vizcaíno – ha resuelto el caso. El motivo por el que le hemos traído aquí es muy sencillo: conocemos sus habilidades tecnológicas y queríamos comprobar si alguien externo podría encontrar alguna fuga en nuestro sistema de gestión que permitiese a alguien interno hacerse ilícitamente con material sensible e irse de rositas.

– El que tiene que darle la enhorabuena soy yo – contestó Vizcaíno – Su sistema de gestión está perfectamente integrado en la planta, con sus correspondientes medidas de seguridad.

Tras una amistosa conversación sobre los beneficios de Polaris y cómo ayuda a la creación de Smart Factories y a la llegada de la Industria 4.0, estaba casi amaneciendo y la actividad en el astillero comenzaba a aumentar de intensidad. Vizcaíno y Coronado subieron al coche en busca de una buena tostada y su café cargado. Caso cerrado.

Una visión del Astillero 4.0

La industria del transporte siempre ha estado a la vanguardia de los avances técnicos, por ello los barcos no se deben encallar en métodos de fabricación obsoletos cuando se están desarrollando e implantando avances sorprendentes que mejoran todos sus aspectos. ¿Son los astilleros españoles conscientes de esto y están tomando las medidas oportunas? Va siendo hora de analizarlo.

Los casos de éxito de Sixphere

¿Quieres conocer qué hacemos y el modo en que lo hacemos? Visita nuestros casos de éxito y pregúntanos todo lo que necesites saber.

Una visión del Astillero 4.0

Una visión del Astillero 4.0

Una visión del Astillero 4.0

Astillero 4.0 | Naval
La industria del transporte siempre ha estado a la vanguardia de los avances técnicos, por ello los barcos no se deben encallar en métodos de fabricación obsoletos cuando se están desarrollando e implantando avances sorprendentes que mejoran todos sus aspectos. ¿Son los astilleros españoles conscientes de esto y están tomando las medidas oportunas? Va siendo hora de analizarlo.

El ser humano siempre ha sido muy de no estarse quieto y moverse de un lado para otro por diferentes causas. Desde las más primitivas, como la búsqueda de alimento o de un lugar con unas condiciones ambientales más benignas, hasta otras más de nuestros tiempos, como mudarse a cientos o miles de kilómetros por un amor conocido por la red.

Sea cual sea el motivo, el agua siempre ha sido un obstáculo considerable y, por ello, uno de los medios de transporte más antiguos de los que se tiene constancia es el barco. Desde luego, nada tienen que ver los barcos actuales con los que construían fenicios o romanos y, por lo que exponemos a continuación, su fabricación también va a cambiar mucho en los próximos años.

Los astilleros tampoco se libran del proceso de transformación digital que está alcanzando a todos los sectores. Esto va a exigir cambios sustanciales en las herramientas y las formas de trabajar de esta industria.

Esto nos lleva a preguntarnos en qué posición se encuentra España dentro de esta metamorfosis, para así poder establecer un punto de partida y unas medidas adecuadas que permitan alcanzar el objetivo. ¿Nos vamos de crucero por este artículo?

Situación del sector naval en España

Según el Informe de Actividad del Sector de la Construcción Naval de 2017, España es el tercer país de la Unión Europea con más barcos en cartera, el segundo en buques offshore, dragas, remolcadores y buques oceanográficos, y el tercero en pesqueros de última generación.

En 2017 las entregas subieron un 11% respecto al año anterior, dentro del descenso generalizado que lleva sufriendo el sector desde el año 2.003. Según previsiones, se esperan contrataciones de oceanográficos, pesqueros de última generación o buques de pasaje. Además, se exporta el 90% de los buques que se fabrican.

La facturación de la Industria Naval fue de 2.482 millones de euros promedio durante el periodo 2014-15. La contribución del sector al PIB español de fue de 743 millones de euros.

En cuanto al empleo, en 2015 fueron 33.730 los empleados directos, un 0,18% de la población activa española. Si sumamos puestos de trabajo directos e indirectos, tenemos un total de 69,7 mil empleos.

Se estima que unas 3.700 empresas españolas dependen del sector naútico.

El sector naval español ocupa una posición de privilegio en cuanto I+D se refiere, centrando parte de sus esfuerzos en el desarrollo de buques sostenibles impulsados por gas licuado.

Transformación digital en los astilleros españoles

Planes para la transformación digital en los astilleros españoles

El análisis por parte de los responsables de Navantia de otros astilleros, especialmente los asiáticos, les hizo darse cuenta de la importancia que tenía la aplicación de las nuevas tecnologías en la construcción naval para no perder ventaja competitiva respecto a sus homólogos internacionales.

Antes que nada, había que situarse y conocer en qué grado de madurez digital se encontraban, por lo que en 2017 realizaron el test Hada (Herramienta de Autodiagnóstico Digital Avanzada), para posteriormente arrancar con el Plan de Transformación Digital Astillero 4.0.

Este Plan de Transformación Digital forma parte de las medidas recogidas en el Plan Estratégico 2018-2022 de Navantia, desplegado por el Proyecto Verne. Éste se basa en tres principales líneas de acción:

  • Plan comercial y de operaciones: destinado a conseguir contratos para todos los astilleros. En él destaca la apuesta por la internacionalización y por el desarrollo de energías renovables.
  • Plan de eficiencia operativa: aquí es donde entra en juego la Industria 4.0 aplicada al sector naval. Este plan recoge medidas para la incorporación de nuevas tecnologías y herramientas de gestión, todas ellas coordinadas por la nueva Dirección de Tecnología y Transformación Digital.
  • Plan de rejuvenecimiento de la plantilla y de formación: supondrá cerca de 2.000 nuevas incorporaciones, así como unas ambiciosas medidas de formación para que la plantilla adquiera las habilidades necesarias y exigidas por las nuevas técnicas de trabajo.

Dentro de su Plan de Transformación Digital, Navantia ha tomado como referente 13 tecnologías clave para la misma:

  • Robótica y automatización.
  • Modelado y simulación de procesos.
  • Impresión 3D.
  • Internet de las Cosas.
  • Big Data y análisis.
  • Vehículos autónomos.
  • Inteligencia Artificial.
  • Nuevos materiales.
  • Ciberseguridad.
  • Cloud.
  • Plataforma digital.
  • Realidad virtual, aumentada y mixta.
  • Blockchain.

Además de la implementación de estas tecnologías, el Plan de Transformación Digital ha trazado unas líneas de trabajo que las engloban y sobre las que se aplican, estas son:

 

  • Trazabilidad y tratamiento de productos inteligentes: se ha patentado una herramienta que permite la monitorización de cualquier producto dentro de la planta gracias a tecnologías inalámbricas.
  • Logística: integración horizontal y vertical de todas las actividades logísticas, robotización y digitalización de las mismas.
  • Gemelo digital y buque inteligente: con ellos se permitirá realizar acciones de simulación que aportarán notables ventajas en la fabricación.
  • Sostenimiento inteligente: para conseguirlo se necesita, entre otras medidas, monitorizar completamente sistemas y equipos, así como su estado de salud, reducir el consumo de combustible y la emisión de gases.

Acciones para aplicar la transformación digital en los astilleros españoles

Si nos paramos a analizar qué medidas se están ejecutando referente a la transformación digital en cada astillero de Navantia, obtenemos los siguientes resultados:

  • San Fernando: se va a invertir en la línea de paneles planos y el taller de prearmamento P2.
  • Puerto Real: acciones que tienen como objetivo la robotización, como la estación de soldadura a una cara LHAW en el taller de bloques planos, nuevas cabinas de pintura, actualización de grúas y reparación de los muelles norte y sur.
  • Cartagena: modernización del astillero para el programa S-80, robotización y digitalización de los procesos de fabricación del casco de submarinos, adecuación de las instalaciones IPS3 para las pruebas y sostenimiento del AIP y la modernización de la fábrica de motores.
  • Ferrol: nuevo taller de fabricación de sub-bloques para las fragatas F110, aplicándose el modelo de Astillero 4.0.

Podemos decir que, aunque la transformación digital naval en España se encuentra en una fase emergente, los astilleros se han tomado muy en serio su aplicación con la definición de estrategias y la puesta en marcha de acciones tecnológicas que le aportarán importantes ventajas competitivas en el sector.

En Sixphere permaneceremos ojo avizor para no perdernos nada de este apasionante momento para el sector naval español, y así aportar soluciones que pongan su granito de arena en esta evolución tecnológica. Soluciones como Polaris, que hace uso de algunas de las tecnologías mencionadas en este artículo y que contribuyen a dar forma a la Industria 4.0 en todas sus ramificaciones.

Gracias por acompañarnos una vez más por esta singladura. Si os ha resultado interesante, no nos quejaremos si la comentáis o compartís ;-). ¡Hasta la próxima!

4 retos de la logística portuaria

Pese a ser uno de los medios de transporte más antiguos, la navegación sigue estando a la vanguardia tecnológica, incluyendo los puertos. ¿Cuáles son los nuevos horizontes de futuro que plantean y de qué tecnologías se servirán para alcanzarlos? Echamos el ancla y damos un paseo por el puerto del mañana.

4 innovaciones obligatorias en la industria aeroespacial

Las empresas que conforman el sector aeroespacial no se detienen en su afán por seguir evolucionando hacia productos y metodologías de trabajo más innovadoras. ¿Qué tendencias marcarán el desarrollo de nuevas soluciones en esta industria? Os traemos las más destacadas.

Los casos de éxito de Sixphere

¿Quieres conocer qué hacemos y el modo en que lo hacemos? Visita nuestros casos de éxito y pregúntanos todo lo que necesites saber.

3 casos de uso del Internet Industrial de las Cosas

3 casos de uso del Internet Industrial de las Cosas

3 casos de uso del Internet Industrial de las Cosas

Casos
La creciente tendencia a que todo esté conectado con todo va a cambiar muchas formas de actuar en todos los aspectos de la sociedad y, como no podría ser de otra forma, el sector industrial, siempre al tanto de las últimas novedades para ser más competitivo, va a sacar buena tajada de ello mediante el Internet Industrial de las Cosas (IIoT). Si queréis conocer algunas de las aplicaciones más interesantes del IIoT, ¡No os mováis de aquí!

Si estáis más o menos informados de lo que ocurre a nivel tecnológico, no os será muy difícil daros cuenta de que el mundo tiende sin vuelta atrás a la interconectividad. El desarrollo de tecnologías de tratamiento y transmisión de grandes cantidades de información, como el Big Data y el novedoso 5G, hace que todo esto tome un fuerte impulso.

Como no podemos hablar de todas las aplicaciones del IIoT, porque serían horas de eterna lectura, os traemos algunos de los casos de uso de esta tecnología más comunes en las fábricas de todo el mundo. ¡Vamos allá!

3 casos de aplicación del IIoT

Control de calidad ambiental interior

 

Dentro de las múltiples aplicaciones del Internet Industrial de las Cosas podemos referirnos a una importantísima, puesto que está directamente relacionada con la salud de los trabajadores y con el cuidado del medio ambiente.

En industrias como la química o la minera, en las que las condiciones ambientales son un factor muy a tener en cuenta, es esencial tener un control continuo y fiable de las mismas. La exposición a gases, ruidos o vibraciones, entre otros, puede incidir directamente sobre el estado físico, e incluso psicológico, de las personas. Esta acumulación de contaminantes también puede derivar en situaciones de extrema gravedad, como podría ser una explosión o cualquier otro accidente.

Además, no debemos olvidarnos de las estrictas normativas existentes al respecto y que debemos cumplir al dedillo. Por todos estos motivos las empresas cada vez emplean más recursos para el control del aire en sus fábricas, como demuestra un estudio que asegura que este mercado alcanzará los 4.7 mil millones de dólares en 2024, con un crecimiento interanual del 9%.

¿Cómo puede ayudar el IIoT a monitorizar el ambiente de una planta industrial? Existen dos metodologías principales para medir las concentraciones de sustancia potencialmente peligrosas. Por una parte se pueden realizar muestreos con sus correspondientes análisis con una predeterminada periodicidad y, por otra, se puede monitorizar en tiempo real diferentes características ambientales.

El Internet Industrial de las Cosas aporta soluciones muy interesantes y eficientes para el control en tiempo real de la calidad del aire. Para ello habría que ubicar estratégicamente en las zonas sensibles de la planta una serie de sensores interconectados.

En cuanto a los sensores en sí, hay distintos tipos en el mercado que dependerán de aquello que queramos medir y de los niveles de estos compuestos. Como sustancias nocivas, las más comunes son el CO2, amoníaco, los óxidos de nitrógeno, compuestos orgánicos volátiles u otros, como los vapores de diversos ácidos.

En lo que se refiere a los sensores, podemos encontrar los electroquímicos (EC), los infrarrojos no dispersivos (NDIR), los detectores de fotoionización (PID) y los térmicos. Aunque estos no son los únicos, sí son de los más habituales.

Entre todos ellos, podemos poner el ejemplo del semiconductor de óxido de metal (MOS) para la medición de niveles de dióxido de carbono, muy útil por su pequeño tamaño y bajo coste, además de otras características técnicas, como su rango de detección.

Monitorización de la flota de transporte

La logística da forma a una parte esencial de la vida de una fábrica. La gestión de suministros, stock y transporte de mercancías son elementos críticos para un correcto y fluido funcionamiento de los procesos productivos.

El Internet Industrial de las Cosas también aporta su granito de arena en este aspecto. Al igual que podemos conectar entre sí maquinaria, productos e, incluso personal, podemos hacer lo propio con los diferentes vehículos que forman la flota de transporte de la empresa.

Con la disposición de sensores IIoT en los diferentes vehículos podemos monitorizar información como:

  • Rastreo de la ubicación por satélite.
  • Información sobre diferentes características, como estado del motor o el nivel de combustible.
  • Condiciones de la carga, como temperatura, humedad, peso, número de unidades.
  • Información sobre la apertura de puertas y si el remolque permanece unido a la cabina.
  • Bloqueo remoto si éste ha sido robado.

Todos los datos recolectados tienen un enorme potencial en lo que a optimización se refiere. Gracias a ellos se pueden calcular rutas más eficientes, rápidas y que supongan un ahorro de combustible. También podemos reportar al instante cualquier incidencia o cualquier tipo de contratiempo que haya surgido durante el transporte, pudiendo actuar para repararlo lo más rápido posible.

Gestión integral de la producción: Polaris

Como estamos viendo, IIoT permite el control de aspectos muy importantes para una industria, lo cual está genial y supone un avance enorme que va de la mano del concepto de Smart Factory. Pero… ¿y si pudieras gestionar absolutamente todos los procesos productivos de la fábrica de una forma sencilla y centralizada? Estás de enhorabuena… ¡Polaris es lo que necesitas!

¿Qué es Polaris? Se trata de nuestra solución SaaS basada en IIoT para gestión de planta con la que se consiguen numerosos beneficios como consecuencia de la optimización de procesos gracias a que se tiene un control total sobre los mismos.

Polaris trabaja con tecnologías de proximidad, como beacons y NFC, y otras soluciones cuyo funcionamiento se basa en datos, como la Inteligencia Artificial y el Machine Learning.

Con toda la información recopilada y procesada, Polaris puede automatizar procesos y distribuir de manera óptima las cargas de trabajo. Por ejemplo, puede identificar automáticamente a un operario y, en función de su ubicación y cualificación, puede asignarle la orden de trabajo que mejor se ajuste a él para que el flujo de trabajo sea el ideal.

Polaris también permite el acceso y edición de la documentación requerida, de manera que aporta una solución paperless a diferentes procedimientos, como aquellos relacionados con la gestión de la calidad y el tratamiento de no conformidades.

Con toda la información con la que trabaja Polaris es muy sencillo obtener informes personalizados sobre productividad y todo aquello que se cuece en la fábrica, consiguiéndose una visión global de la misma con la que podemos diseñar mejoras más efectivas en búsqueda de la calidad total.

Esto es sólo una muestra del fascinante catálogo de soluciones que el Internet Industrial de las Cosas aporta a las empresas. Si queréis ir más allá y estar al tanto de todo lo que se mueve alrededor de tecnologías como esta, permaneced atentos a nuestro blog y redes sociales, eso nos haría muy felices 😉

Una visión del Astillero 4.0

La industria del transporte siempre ha estado a la vanguardia de los avances técnicos, por ello los barcos no se deben encallar en métodos de fabricación obsoletos cuando se están desarrollando e implantando avances sorprendentes que mejoran todos sus aspectos. ¿Son los astilleros españoles conscientes de esto y están tomando las medidas oportunas? Va siendo hora de analizarlo.

Los casos de éxito de Sixphere

¿Quieres conocer qué hacemos y el modo en que lo hacemos? Visita nuestros casos de éxito y pregúntanos todo lo que necesites saber.

Beacons: qué son y cómo se aplican en la industria

Beacons: qué son y cómo se aplican en la industria

Beacons: qué son y cómo se aplican en la industria

Beacons
Los beacons forman parte de las últimas tendencias en tecnologías de proximidad. Sus características hacen que su ámbito de aplicación sea muy extenso. Entre esos entornos podemos hablar del industrial, donde la localización de activos supone una ventaja a la hora de optimizar procesos. Los beacons tienen mucho que decir en este aspecto, comprobémoslo con este artículo.

¿Alguna vez mientras estabais en vuestra tienda favorita os ha llegado al móvil un mensaje con una promoción de ese mismo comercio? Si os ha pasado, es probable que hayáis mirado sospechosamente al teléfono preguntandoos cómo ha podido ocurrir. Como muchos dicen, las casualidades no existen, y esta no es una excepción a esa conocida frase.

Lo más probable es que ese mensaje os haya llegado gracias a la tecnología Beacon. Si no tienes ni idea de qué estamos hablando, has llegado al lugar adecuado. Los beacons son un instrumento de gran utilidad a la hora de posicionar objetos y personas en diversos entornos.

¿Qué son exactamente? ¿Cómo funcionan? ¿Qué aplicaciones tienen? ¿Qué aportan a la industria? Os animamos a seguir leyendo para aclarar todas estas dudas y que os convirtáis, como nosotros, en unos amantes de los beacons.

La importancia de la localización interior en la industria

Conocer al detalle la ubicación en tiempo real de todos los activos presentes en una planta industrial tendrá consecuencias positivas desde varios puntos de vista. Por una parte, repercutirá en el aspecto de la eficiencia y productividad. Por otra, la seguridad de la fábrica y sus trabajadores ganará muchos enteros.

Centrándonos en la primera de estas ventajas, podemos deducir claramente como la monitorización de los procedimientos de trabajo, los tiempos empleados en los mismos, los materiales disponibles y la maquinaria llevará a una producción más óptima y estandarizada.

Con esta información se podrán diseñar procesos automatizados y cada trabajador podrá saber con exactitud qué tarea le corresponde ejecutar según el punto en el que se encuentre dentro de la planta. Además, se podrá preveer con cierta certeza cuándo va a tener lugar un fallo o avería, actuando en consecuencia.

Pasemos a echar un vistazo a las ventajas que nos ofrece la localización en los entornos industriales respecto a la seguridad. Podemos saber qué zonas de la fábrica serán de más alto riesgo por la presencia de elementos o productos peligrosos o la actividad que se desarrolla en ellas.

En el caso de que los operarios se encuentren expuestos a productos o agentes potencialmente dañinos, como algunos compuestos químicos o altos niveles de ruido o vibración, el sistema podrá medir el tiempo de estancia en estas zonas, avisando al trabajador en el caso de que permanezca más tiempo del recomendado.

Al saber cómo se mueven todos los miembros de la fábrica, es más sencillo diseñar un plan de evacuación y autoprotección en caso de que ocurra alguna emergencia. A lo que hay que añadirle que, teniendo localizado a cada trabajador, tendremos la certeza de que esta evacuación se ha realizado por completo.

¿Qué son los beacons?

Hasta aquí esperamos haberos convencido de que implantar sistemas de localización en la industria es imprescindible para ser competitivos en un sector tan exigente. Exigencias que vienen de parte del propio usuario final, de los competidores y de la propia legislación.

Bien, y ahora que ya queréis implantar este sistema, lo siguiente que os vendrá a la cabeza será… ¿cómo lo hago? Aquí es donde entra en escena los protagonistas de este artículo, ¡Los beacons!

Lógicamente, antes que nada tendremos que saber qué es un beacon. Cuando hablamos de ellos nos estamos refiriendo a una pequeña baliza que transmite varias veces por segundo una señal Bluetooth de Baja Energía (BLE) asociada a un número de identificación que la hace única, también emiten datos asociados a la situación del beacon, como su ubicación, temperatura o estado de la batería. Cada baliza contiene una CPU, un transmisor y batería.

En el mercado podemos encontrar diferentes tipos de beacons, aunque los de más éxito son los iBeacon de Apple y los Eddystone de Google. También podemos encontrar beacons como los AltBeacon (de Radius Networks) y los GeoBeacon (de Tecno-World).

¿Cómo funcionan los beacons?

 Podemos resumir el mecanismo de trabajo de un beacon a través de los siguientes pasos:

  1. El beacon transmite la señal descrita anteriormente. Esta, según el modelo tendrá un alcance que oscilará entre los 20 y los 300 metros.
  2. Posteriormente la baliza detecta que hay dispositivo móvil en su rango de acción.
  3. El dispositivo móvil, a través de la aplicación que tenga instalada para tal fin, enviará el número de identificación del beacon al un servidor en la nube.
  4. Este servidor asocia esta ID a una acción concreta predeterminada y asociada a este número.
  5. El usuario recibirá esta acción en su dispositivo.

¿Para qué sirven los beacons?

La disposición de una red de beacons en un determinado espacio puede tener diversas y prácticas aplicaciones.

Cada vez su uso en mayor en funciones relacionadas con el marketing. Por ejemplo, se colocan beacons en tiendas para enviarles mensajes a los clientes cuando entran en ellas o pasan por ciertas zonas. Mensajes con información práctica para sus compras o con ofertas personalizadas son una muestra de estos.

También llama la atención su uso en otros espacios como museos, oficinas de la Administración, en el transporte público o en hospitales.

Pero los beacons no solamente pueden ser de utilidad en espacios cerrados, sino que también se aplican en entornos como el de las ciudades inteligentes, pudiendo ubicarse junto al mobiliario urbano para prestar un mejor servicio al ciudadano.

Es posible que os preguntéis qué ofrecen los beacons que no lo hagan otras tecnologías como el GPS o el NFC. Bien, respecto al GPS, éste no tiene tanta precisión en espacios cerrados, además, su consumo de energía es mucho mayor y requiere de conexión a internet. Si analizamos la diferencia con el NFC, la mayor de ellas consiste en el alcance de cada una. Mientras la tecnología NFC tiene un radio de acción de unos 20 cm, el de los beacons es, como mínimo, de decenas de metros.

En Sixphere estamos totalmente enamorados de los beacons, por ello forma una parte esencial de nuestra solución Polaris. Polaris es un software que trabaja con tecnologías de proximidad, IIoT e Inteligencia Artificial con el fin de tener un control total de todo lo que ocurre en una planta industrial.

Esta monitorización de todos los procesos permite asignar a cada empleado órdenes de trabajo según sus capacitaciones, situación y herramientas disponibles; también se pueden registrar posibles problemas que aparezcan, paradas y fallos de calidad; se calculan tiempos de ejecución de cada tarea, así como su progreso. Desembocando todo ello en más calidad, más eficiencia, garantizando la trazabilidad y eliminando el uso del papel.Esta monitorización de todos los procesos permite asignar a cada empleado órdenes de trabajo según sus capacitaciones, situación y herramientas disponibles; también se pueden registrar posibles problemas que aparezcan, paradas y fallos de calidad; se calculan tiempos de ejecución de cada tarea, así como su progreso. Desembocando todo ello en más calidad, más eficiencia, garantizando la trazabilidad y eliminando el uso del papel.

Estas y otras muchas funciones hacen de la relación Polaris – Beacons una alianza poderosa en la búsqueda de la excelencia en la fabricación, llevando el concepto de Smart Factory un paso más allá.  Como habéis podido ver, los beacons están más presentes en nuestra vida de lo que en un principio parece. Estos pequeños dispositivos tan discretamente colocados son capaces de hacer tareas asombrosas que nos facilitan mucho la vida, tanto a la persona de a pie que se encuentra paseando tranquilamente, como a los responsables de una industria.

Su potencial es tan grande que para 2025 un estudio asegura que el mercado de los beacons tendrá un valor de 58.7 billones de dólares, con un crecimiento exponencial desde 2017.

Ya sabéis, la próxima vez que yendo por la calle o estando de compras recibáis un mensaje sospechosamente relacionado con el lugar en el que os encontráis, no os asustéis ni os pongáis conspiranoicos, es muy probable que los beacons estén entrando en acción.

Una visión del Astillero 4.0

La industria del transporte siempre ha estado a la vanguardia de los avances técnicos, por ello los barcos no se deben encallar en métodos de fabricación obsoletos cuando se están desarrollando e implantando avances sorprendentes que mejoran todos sus aspectos. ¿Son los astilleros españoles conscientes de esto y están tomando las medidas oportunas? Va siendo hora de analizarlo.

Los casos de éxito de Sixphere

¿Quieres conocer qué hacemos y el modo en que lo hacemos? Visita nuestros casos de éxito y pregúntanos todo lo que necesites saber.

IIoT & proximidad desde el punto de vista técnico

IIoT & proximidad desde el punto de vista técnico

IIoT & proximidad desde el punto de vista técnico

IIoT | Polaris | Smart Factory
El uso de IIoT combinado con tecnologías de proximidad permite automatizar puntos clave de los procesos productivos presentes en una planta industrial. Su aplicación requiere infraestructuras tecnológicas robustas, adaptables y plenamente orientadas al tiempo real.

¿Qué es eso del IIoT y en qué se diferencia de su primo hermano el IoT? Puede decirse que el IIoT, más que primo hermano del IoT, es su hijo o, al menos, su sobrino. Mientras que el Internet of Things se refiere a la hiperconexión de elementos físicos de nuestro entorno a Internet con el fin de facilitar acciones cotidianas, explotar necesidades de consumo o recopilar información orientada a mejorar la toma de decisiones en ámbitos diversos (como el turismo, la gastronomía  o el tráfico), el Industrial Internet of Things es una especificación de aquel en el ámbito puramente industrial, que orienta todas sus prestaciones a la automatización y mejora progresiva de los procesos de producción en una planta.

El IIoT introduce a la persona como elemento central de la red de nodos interconectados que conforman el ecosistema de una Smart Factory. Asimismo, las implicaciones de su uso frente al IoT van más allá de las meramente funcionales. El análisis de las características de una planta industrial obliga a adoptar soluciones tecnológicas peculiares,  más robustas y necesariamente adecuadas a un uso más intensivo y crítico.

A lo largo de este artículo, se arrojará luz sobre dichas peculiaridades. Asimismo, se aportarán algunas claves tecnológicas relativas a la implantación y el uso de IIoT como eje fundamental de mejora de la calidad industrial.

Tiempo real e hiperconectividad

La mejora de un proceso productivo y la automatización de sus puntos clave pasan por una mejora sustancial en la toma de decisiones. Y ésta, a su vez, exige ineludiblemente información de calidad en tiempo real. Atrás quedan los pesados sistemas de almacenado de datos, muy orientados a la generación de informes estáticos y muy poco alineados a la acción. Abordemos IIoT & proximidad desde el punto de vista técnico. Bienvenidos a la Real Time Factory

Tecnologías IIoT y de proximidad en tiempo real

El concepto de Real Time Factory debe aplicar a cuatro aspectos fundamentales:

  • Disponibilidad del dato en el momento en el que se genera.
  • Procesamiento en el borde para la emisión de eventos de negocio de interés al resto de nodos en tiempo real .
  • Incorporación del dato a un almacén de información para su posterior análisis y explotación.
  • Aprovisionamiento de células inteligentes que presten soporte al proceso de producción.

Para ilustrar a nivel práctico los cuatro puntos anteriores, puede ser útil pensar como ejemplo en una aplicación IIoT sencilla: la instalación de sensores de temperatura y humedad. Recoger de manera aislada la señal emitida por el sensor NO es IIoT. Limitarse a almacenar y consultar esporádicamente la señal emitida por el sensor NO es IIoT. Plasmar en una pantalla la temperatura y humedad de la planta es útil, pero TAMPOCO es IIoT.

Otro de los puntos clave de una arquitectura IIoT es sin duda la hiperconectividad. Todos los componentes que forman parte del flujo productivo deben estar intercomunicados, de modo que puedan compartir información sobre su estado, sus acciones, sus problemas, etc. Para ello, se debe apostar por una arquitectura «apificada» y totalmente orientada a microservicios y eventos de negocio en tiempo real.

Llegados a este punto, ¿cómo encaja todo ello a nivel técnico?

Arquitectura en 5 capas

Abordar IIoT & proximidad desde el punto de vista técnico supone el diseño e implantación de sistemas complejos, incrementales y de alta disponibilidad. A continuación, se propone una arquitectura de alto nivel formada por cinco capas diferenciadas.

Tecnologías IIoT y de proximidad en tiempo real, arquitectura

Iot & Proximity Layer

Es la capa encargada de enlazar el mundo físico y real con el mundo digital.

Se ocupa de recoger todas las señales provenientes de las distintas entidades (útiles, elementos manufacturados, personas, etc.) presentes en la planta de producción y realizar una primera interpretación en tiempo real de estas. Dicha interpretación puede resultar en la generación de eventos de negocio útiles de forma inmediata para el resto de componentes.

La tecnología de proximidad supone un añadido dentro de dicha capa, pues permite implementar funcionalidad inteligente apoyada en el contexto y posición de cada elemento dentro de la planta de producción.

Core Layer

Capa inmediatamente superior a la anterior, encargada de recibir las señales provenientes de esta y aplicarles un procesamiento e interpretación más avanzado.

A este nivel, todos los datos recogidos se traducen y transforman en eventos de negocio con un sentido específico dentro del flujo productivo de la organización. Al igual que en el caso anterior, dichos eventos son transmitidos a la capa superior, publicándose como eventos al conjunto de la Smart Cloud Factory. Asimismo, son almacenados en el motor de datos para su futuro aprovechamiento.

Business Services Layer

Capa que implementa la base del negocio y presta soporte funcional a la Smart Factory en su conjunto.

Alimentándose de eventos de negocio interpretados y transformados por las capas inferiores, y utilizando recursos proporcionados por el motor de datos, implementa a nivel digital los servicios inteligentes que finalmente permiten la automatización de puntos clave del proceso productivo y alimentan a los distintos puntos de conexión entre la Smart Factory Cloud y el usuario final.

Data Engine

Se trata de una capa transversal encargada de almacenar datos masivamente, estructurarlos y procesarlos con el objetivo de construir modelos útiles al flujo global.

El objetivo final de esta capa no es tan solo el mero almacenamiento de datos o su explotación para la generación de reportes. El motor de datos será el encargado de procesar, analizar y construir modelos inteligentes cuya explotación y mejora continua permitan aportar aspectos clave en una Smart Factory: flujos de mantenimiento preventivo y predictivo, o servicios de detección de anomalías entre otros.

Smart Cloud Factory

Capa de alto nivel encargada de prestar los servicios funcionales finales a los distintos clientes y usuarios de la Smart Factory. Se ocupa asimismo de mantener cada uno de sus componentes hiperconectados.

Debe verse como el fin último de la arquitectura descrita. Alberga la recepción y publicación de todos los eventos de negocio, los microservicios funcionales y los paquetes de información útil, poniendo todo ello a disposición de las distintas Smart Factory Tools orientadas al usuario final (aplicaciones móviles o web, proyectores, cuadros de mando, etc.).

El caso del sensor ambiental

Retomando el escenario para el sensor de temperatura y humedad descrito al inicio, ¿cómo consigue esta arquitectura integrar su uso en un entorno IIoT real? A continuación, se describe un posible flujo de ejemplo:

  • IIoT Layer recoge de manera continua la temperatura y humedad de la planta y la publica como evento de negocio en la Smart Cloud Factory, de modo que está siempre disponible para cualquier componente. Asimismo, la transmite a la capa superior y la vuelca a su vez sobre el Data Engine.
  • Core layer, cada vez que recibe información sobre temperatura y humedad, interpreta si ha habido una variación significativa con respecto a la última medición. En ese caso, comunica a la nube una alerta en tiempo real.
  • Business Services Layer suspende de manera automática las operaciones en marcha afectadas por una alerta derivada de un cambio brusco en las condiciones ambientales. Asimismo, registra automáticamente dichas condiciones adjuntas al sellado de una operación, evitando su registro manual y reduciendo la posibilidad de error.
  • La Smart Factory Cloud permite al usuario final solicitar información en tiempo real sobre las condiciones ambientales o detectar alertas también en tiempo real sobre sus variaciones. Asimismo, habilita la toma de decisiones supervisadas en base a estas o, simplemente, la consulta de un reporte de tendencia.
  • El Data Engine presta soporte al almacenamiento y procesado de la información. A través de su análisis, puede construir modelos de predicción que adelante posibles fallos en el proceso ante variaciones en las condiciones, o prevea estas ante determinadas circunstancias contextuales.

En definitiva, IIoT es la integración inteligente de componentes físicos, su contexto y la información que aportan dentro del flujo de producción de la planta para la mejora continua de éste.

Algunas herramientas de utilidad

Para el abordaje de tecnologías IIoT & proximidad desde el punto de vista técnico, se han de implementar e implantar herramientas orientadas a la alta disponibilidad en cada capa descrita.

A bajo nivel, para la recogida masiva de eventos y su ingesta por parte del Data Engine, se aconseja el uso de herramientas Stream y Websocket en la proceso de comunicación emisor-receptor. Asimismo, puede apostarse por el uso de servicios ligeros «apificados» para la comunicación entre los distintos componentes implicados.

En relación con la capa Core, se aconseja como peculiaridad la gestión de colas de trabajo y la potenciación de tolerancia a fallos. Los eventos recibidos a procesar pueden ser muchos, y cualquiera de ellos es igual de importante que el anterior o el siguiente. El Core debe ser capaz de procesarlos absolutamente todos y, en caso de error, de volver a intentarlo.

Para las capas Business Services y Smart Factory Cloud, puede apostarse por la implementación de microservicios independientes y ligeros que faciliten la implantación de mecanismos de balanceo y alta disponibilidad. A este nivel, el procesado intensivo ya se ha realizado. No obstante, es la capa que más peticiones recibe por parte de los clientes finales, por lo que debe asegurar la respuesta.

Por último, a nivel de herramientas de usuario final, puede optarse por multitud de soluciones, desde Single Page Applications que aporten ligereza y dinamismo en un entorno de tiempo real, hasta aplicaciones de movilidad basadas en mensajería Push.

IIoT como motor de digitalización

A modo de conclusión, la aplicación de tecnologías IIoT & proximidad desde el punto de vista técnico se refiere al diseño de arquitecturas y sistemas que permitan integrar los distintos componentes de una planta de producción y la información que de ellos puede extraerse dentro del flujo productivo de la organización. De este modo, es posible implementar herramientas que automaticen sus puntos clave y faciliten la toma de decisiones del usuario final en tiempo real.

Este tipo de arquitecturas deben suponer el eje central en la digitalización de las empresas industriales, pues se yerguen como entes integradores, reutilizables, extensibles y de máximo rendimiento enfocados a la facilitación diaria y a la mejora constante de la productividad, como es el caso de nuestro producto tecnológico Polaris Industry.

Tecnologías IIoT y de proximidad en tiempo real, digitalización

Los casos de éxito de Sixphere

¿Quieres conocer qué hacemos y el modo en que lo hacemos? Visita nuestros casos de éxito y pregúntanos todo lo que necesites saber.

5 formas de conseguir aumentar la productividad empresarial

5 formas de conseguir aumentar la productividad empresarial

5 formas de conseguir aumentar la productividad empresarial

ciberseguridad | IIoT | Polaris
Las constantes demandas de los consumidores, la situación económica y competitiva, la tecnología y multitud de factores más, hacen que las empresas se enfrenten a una presión continua por la consecución de mejoras.

Dentro de estas mejoras siempre aparece la productividad como una de las variables estrella. Y es que conseguir el máximo rendimiento a la hora de comercializar un producto ha sido un objetivo invariable desde los orígenes del sector.

Permanecer en la vanguardia implica no apartar la mirada de los nuevos avances multidisciplinares que atañen al sector al que pertenezca nuestra empresa. Quedarse rezagado tecnológicamente no es una opción para aquellas compañías que optan incansablemente por la búsqueda del crecimiento y la excelencia. Aspectos que casi siempre vienen marcados, entre otras cualidades, por ser más productivos.

¿Cómo pueden ayudarnos los últimos avances tecnológicos en el incremento de la productividad empresarial? Echémosle un vistazo a algunos de los más relevantes.

IIoT

El establecimiento de un sistema de Internet Industrial de las Cosas y disponer de una fábrica inteligente con sus componentes interconectados, recopilando, intercambiando y procesando información sin parar, ha dado lugar a grandes mejoras productivas.

Con ello se obtiene una visión generalizada de la vida de la planta, con todos sus procesos, pudiendo identificar e incluso predecir los futuros fallos que puedan surgir, así como algunos aspectos que sean objeto de mejora. Ejemplo de esto último es descubrir nuevas formas de reorganizar la planta de forma que se ahorren costes o con el propósito de ampliar o reducir la producción según las fluctuaciones del mercado.

Para evitar las interrupciones de los procesos como fruto de problemas mecánicos, se analizan los datos históricos y se comparan con las mediciones en tiempo real, de forma que se identifiquen ciertos patrones. En el caso de que estos patrones hagan acto de presencia, las máquinas implicadas pueden reajustarse automáticamente para mitigar estas desviaciones.

Las medición continua en tiempo real de ciertos parámetros clave para cumplir con las condiciones de calidad preestablecidas hace que la maquinaria pueda recalibrarse gracias al aprendizaje de las máquinas mediante Machine Learning, conseguido también gracias al histórico de información.

Ciberseguridad

La transformación digital de la industria implica una mayor exposición de los datos que manejan las empresas, muchos de ellos críticos, lo que las hace más vulnerables a ataques cibernéticos.

Dispositivos IIoT, software de gestión y procesado de datos, servidores, routers, conexiones inalámbricas, VPN, archivos compartidos, sistemas cloud, políticas de correo electrónico y otros muchos componentes relativos a la Industria 4.0 pueden verse afectados seriamente por esta amenaza.

Pese a que se trata de un riesgo muy real y las empresas son conscientes del mismo, hay un largo trecho por recorrer en esta materia por muchas de ellas. Esto queda plasmado en el informe Estado de ciberseguridad industrial 2018, realizado por Kaspersky Lab, del que se desprenden algunas conclusiones interesantes:

  • El 77% de las empresas consultadas saben que son víctimas potenciales de ataques informáticos.
  • El 48% confiesa que no tienen medios para identificar un ataque.
  • El 20% de las empresas que han sufrido un ciberataque han presentado un aumento de los costes como consecuencia del mismo.

Este riesgo afecta desde a aspectos relacionados con la propiedad intelectual y el espionaje industrial, hasta llegar a provocar la interrupción del proceso productivo, de I+D y/o de ventas, con sus consecuentes y considerables costes.

Por otra parte, las empresas no deben olvidar que este riesgo existe tanto de manera externa, como interna, ya sea por empleados malintencionados, como por aquellos que no tienen la formación necesaria en la materia. Por este motivo tampoco hay que pasar por alto el establecimiento de un plan de contingencia para estas situaciones. 

iiot

Cloud computing

Según datos obtenidos del informe sobre el Estado de la Nube 2017 elaborado por RightScale, aproximadamente el 79% de la carga de trabajo de la empresa suele estar en la nube, proporción que crece hasta el 83% en el caso de las pymes. Esto último puede atribuirse a que la implantación de la tecnología cloud provoca un efecto igualador respecto a las compañías de mayor tamaño, ya que permite el acceso a servicios que no podrían disfrutar en su defecto.

La adopción de un sistema de trabajo en la nube lleva consigo sustanciosas ventajas en lo que a productividad empresarial se refiere. Según un estudio de Forrester Consulting y Dell, las empresas mejoran su productividad un 2% en el primer año de la implantación de la nube privada y que llega hasta el 4% en el tiempo general ahorrado durante el segundo y tercer año.

Gracias a las prestaciones de la nube se ahorra mucho tiempo y recursos en tareas de mantenimiento y actualización de software y equipos. Con esto se evitan paradas obligatorias en los flujos de trabajo y se permite reenfocar nuevos esfuerzos en aras de una producción más eficiente.

Cloud Computing da lugar a un método de trabajo más colaborativo y que permite una mayor movilidad. Se puede acceder y hacer uso de los recursos en la nube desde cualquier punto geográfico con conexión, pudiendo trabajar de forma coordinada y simultánea todos los usuarios que lo estimen oportuno. Una encuesta realizada por Frost & Sullivan reflejó que las empresas que invierten en tecnologías colaborativas incrementaron su productividad hasta en un 400%.

Este incremento de la movilidad hace también que los empleados se sientan más satisfechos y se evitan tiempos muertos por desplazamientos.

Las tareas administrativas y burocráticas también se ven agilizadas con los recursos disponibles en la nube. La emisión de facturas y otras gestiones que suelen involucrar engorrosos trámites pueden incluso automatizarse si se cuenta con las herramientas adecuadas.

Por lo general, las prestaciones que nos ofrece Cloud Computing son fáciles de utilizar e intuitivas, de forma que el ahorro en la inversión en formar al personal no es nada despreciable.

La nube también realiza un importante aporte a la ciberseguridad de la empresa. Se pueden definir diferentes niveles de acceso, identificándose nubes privadas, públicas y semiprivadas en función de los mismos. Además, los datos son más fáciles de recuperar en caso de pérdida accidental o por algún ciberataque, recuperación mucho más costosa en el caso de los medios más tradicionales.

Cloud computing presenta la ventaja de ser un servicio flexible y escalable, lo que le permite adaptarse a la perfección a las exigencias del entorno, aumentando la velocidad de respuesta a los cambios de éste.

    Metodología Kanban

    Actualmente, existen numerosas filosofías y metodologías de trabajo destinadas a la gestión de equipos y proyectos. Entre las cuales, goza de gran popularidad la conocida como Agile, que se caracteriza por su flexibilidad y alto ritmo. Dentro de Agile, podemos distinguir varias ramas, como es la Kanban.

    Aunque, en principio, tuvo gran popularidad entre los desarrolladores de software, el método Kanban ha traspasado sus fronteras y ha alcanzado a todos los ámbitos empresariales.

    ¿En qué consiste Kanban? Se fundamenta en la producción bajo demanda del cliente, entendiendo como cliente al siguiente eslabón de la cadena productiva. Para ello utiliza una serie de “señales”, por ejemplo tarjetas, que contienen información útil para el operario y que van recorriendo, junto a la pieza a fabricar en sí, la planta. De esta forma un trabajador no se pondrá con esa pieza hasta que se le entregue la tarjeta asociada a la misma.

    Estas tarjetas también pueden ser visualizadas en un tablero con 3 columnas: “por hacer”, “en proceso” y “hecho”. De esta manera todos tienen una visualización general del flujo de trabajo, se identifican los cuellos de botellas y las responsabilidades de cada uno y se fomenta el trabajo en equipo. Puntualizar que estas columnas pueden modificarse y adaptarse en función del tipo de empresa.

    Kanban forma parte de las metodologías Lean, que procuran una gestión más eficiente mediante la eliminación de todo aquello que no proporciona valor al producto.

    Podemos analizar la aplicación de Kanban al sector aeroespacial, aplicándose, además de para las tareas rutinarias de fabricación, para la gestión de no conformidades. El uso de un software que incluya iconos, códigos de colores, comentarios y otras prestaciones hace más sencilla la identificación de problemas y la priorización de estos. Un valioso recurso, sobre todo en procesos productivos 24/7.

    Paperless

    La eliminación del papel del día a día empresarial es una tendencia debida en gran parte a los beneficios que van inherentes a ella.

    Trabajar con multitud de instrucciones, órdenes de trabajo, formularios, registros y demás documentos en formato físico es una tarea que se hace tediosa, por no hablar de las numerosas confusiones y pérdidas que acarrea.

    Las industrias a las que se les exige altos estándares de calidad, como la aeronáutica, la automovilística o la alimentaria, sufren más intensamente las molestias del uso de la documentación en papel.

    Para que una fábrica pueda ser completamente paperless no basta con digitalizar los documentos, sino que habrá que tomar ciertas medidas que permitan su verificación segura, como la implementación de mecanismos para verificar la identidad, entre los que se incluyen la firma digital o la biometría, entre otros.

    Complementariamente, habrá que estandarizar estos procesos, algo en lo que ya se está trabajando, como lo demuestra la Especificación 2500 de la Asociación de Transporte Aéreo (ATA).

    Un entorno libre de papel hace que las órdenes y procedimientos de trabajo sean más fáciles de comprender y ejecutar, a lo que podemos añadirle una mayor rapidez de actualización, ya que son documentos vivos.

    La digitalización de los documentos da lugar a una mejora de la trazabilidad , perfeccionando el seguimiento de piezas, productos y demás elementos implicados en la fabricación.

    La capacidad de adaptarse a cambios o posibles inconvenientes también se ve notablemente beneficiada con la eliminación del papel y la obtención de información veraz a tiempo real. Estos datos actualizados también facilitará la vida de los trabajadores de la planta, para los que será mucho más sencillo tomar el relevo durante los cambios de turno.

    La combinación inteligente de todos los aspectos que hemos tratado puede aportar ese valor añadido tan difícil de encontrar en un mundo con una competencia tan feroz. Por este motivo debemos hacer introspección para definir lo más objetivamente posible en qué situación nos encontramos y dónde queremos y podemos ir con los recursos que disponemos para conseguir ese siempre anhelado aumento de productividad.

    En este sentido, desde Sixphere disponemos de soluciones que contribuyen al aumento de la productividad de las empresas. Es el caso de Polaris, donde disfrutamos de las ventajas que ofrece un sistema IIoT seguro, en la nube, que facilita aplicar diferentes metodologías y permite la digitalización y simplificación de los mecanismos de trabajo. 

     

    Una visión del Astillero 4.0

    La industria del transporte siempre ha estado a la vanguardia de los avances técnicos, por ello los barcos no se deben encallar en métodos de fabricación obsoletos cuando se están desarrollando e implantando avances sorprendentes que mejoran todos sus aspectos. ¿Son los astilleros españoles conscientes de esto y están tomando las medidas oportunas? Va siendo hora de analizarlo.

    Los casos de éxito de Sixphere

    ¿Quieres conocer qué hacemos y el modo en que lo hacemos? Visita nuestros casos de éxito y pregúntanos todo lo que necesites saber.

    Dónde Estamos

    Espacio RES

    Avda. República Argentina 25 Planta 9, 41011 Sevilla

    Cómo Contactar

    Envíanos un Email

    Conocenos más

    Contacta con nosotros

    Visita nuestra sección de contacto y pídenos lo que necesites