3 casos de uso del Internet Industrial de las Cosas

Casos
La creciente tendencia a que todo esté conectado con todo va a cambiar muchas formas de actuar en todos los aspectos de la sociedad y, como no podría ser de otra forma, el sector industrial, siempre al tanto de las últimas novedades para ser más competitivo, va a sacar buena tajada de ello mediante el Internet Industrial de las Cosas (IIoT). Si queréis conocer algunas de las aplicaciones más interesantes del IIoT, ¡No os mováis de aquí!

Si estáis más o menos informados de lo que ocurre a nivel tecnológico, no os será muy difícil daros cuenta de que el mundo tiende sin vuelta atrás a la interconectividad. El desarrollo de tecnologías de tratamiento y transmisión de grandes cantidades de información, como el Big Data y el novedoso 5G, hace que todo esto tome un fuerte impulso.

Como no podemos hablar de todas las aplicaciones del IIoT, porque serían horas de eterna lectura, os traemos algunos de los casos de uso de esta tecnología más comunes en las fábricas de todo el mundo. ¡Vamos allá!

3 casos de aplicación del IIoT

Control de calidad ambiental interior

 

Dentro de las múltiples aplicaciones del Internet Industrial de las Cosas podemos referirnos a una importantísima, puesto que está directamente relacionada con la salud de los trabajadores y con el cuidado del medio ambiente.

En industrias como la química o la minera, en las que las condiciones ambientales son un factor muy a tener en cuenta, es esencial tener un control continuo y fiable de las mismas. La exposición a gases, ruidos o vibraciones, entre otros, puede incidir directamente sobre el estado físico, e incluso psicológico, de las personas. Esta acumulación de contaminantes también puede derivar en situaciones de extrema gravedad, como podría ser una explosión o cualquier otro accidente.

Además, no debemos olvidarnos de las estrictas normativas existentes al respecto y que debemos cumplir al dedillo. Por todos estos motivos las empresas cada vez emplean más recursos para el control del aire en sus fábricas, como demuestra un estudio que asegura que este mercado alcanzará los 4.7 mil millones de dólares en 2024, con un crecimiento interanual del 9%.

¿Cómo puede ayudar el IIoT a monitorizar el ambiente de una planta industrial? Existen dos metodologías principales para medir las concentraciones de sustancia potencialmente peligrosas. Por una parte se pueden realizar muestreos con sus correspondientes análisis con una predeterminada periodicidad y, por otra, se puede monitorizar en tiempo real diferentes características ambientales.

El Internet Industrial de las Cosas aporta soluciones muy interesantes y eficientes para el control en tiempo real de la calidad del aire. Para ello habría que ubicar estratégicamente en las zonas sensibles de la planta una serie de sensores interconectados.

En cuanto a los sensores en sí, hay distintos tipos en el mercado que dependerán de aquello que queramos medir y de los niveles de estos compuestos. Como sustancias nocivas, las más comunes son el CO2, amoníaco, los óxidos de nitrógeno, compuestos orgánicos volátiles u otros, como los vapores de diversos ácidos.

En lo que se refiere a los sensores, podemos encontrar los electroquímicos (EC), los infrarrojos no dispersivos (NDIR), los detectores de fotoionización (PID) y los térmicos. Aunque estos no son los únicos, sí son de los más habituales.

Entre todos ellos, podemos poner el ejemplo del semiconductor de óxido de metal (MOS) para la medición de niveles de dióxido de carbono, muy útil por su pequeño tamaño y bajo coste, además de otras características técnicas, como su rango de detección.

Monitorización de la flota de transporte

La logística da forma a una parte esencial de la vida de una fábrica. La gestión de suministros, stock y transporte de mercancías son elementos críticos para un correcto y fluido funcionamiento de los procesos productivos.

El Internet Industrial de las Cosas también aporta su granito de arena en este aspecto. Al igual que podemos conectar entre sí maquinaria, productos e, incluso personal, podemos hacer lo propio con los diferentes vehículos que forman la flota de transporte de la empresa.

Con la disposición de sensores IIoT en los diferentes vehículos podemos monitorizar información como:

  • Rastreo de la ubicación por satélite.
  • Información sobre diferentes características, como estado del motor o el nivel de combustible.
  • Condiciones de la carga, como temperatura, humedad, peso, número de unidades.
  • Información sobre la apertura de puertas y si el remolque permanece unido a la cabina.
  • Bloqueo remoto si éste ha sido robado.

Todos los datos recolectados tienen un enorme potencial en lo que a optimización se refiere. Gracias a ellos se pueden calcular rutas más eficientes, rápidas y que supongan un ahorro de combustible. También podemos reportar al instante cualquier incidencia o cualquier tipo de contratiempo que haya surgido durante el transporte, pudiendo actuar para repararlo lo más rápido posible.

Gestión integral de la producción: Polaris

Como estamos viendo, IIoT permite el control de aspectos muy importantes para una industria, lo cual está genial y supone un avance enorme que va de la mano del concepto de Smart Factory. Pero… ¿y si pudieras gestionar absolutamente todos los procesos productivos de la fábrica de una forma sencilla y centralizada? Estás de enhorabuena… ¡Polaris es lo que necesitas!

¿Qué es Polaris? Se trata de nuestra solución SaaS basada en IIoT para gestión de planta con la que se consiguen numerosos beneficios como consecuencia de la optimización de procesos gracias a que se tiene un control total sobre los mismos.

Polaris trabaja con tecnologías de proximidad, como beacons y NFC, y otras soluciones cuyo funcionamiento se basa en datos, como la Inteligencia Artificial y el Machine Learning.

Con toda la información recopilada y procesada, Polaris puede automatizar procesos y distribuir de manera óptima las cargas de trabajo. Por ejemplo, puede identificar automáticamente a un operario y, en función de su ubicación y cualificación, puede asignarle la orden de trabajo que mejor se ajuste a él para que el flujo de trabajo sea el ideal.

Polaris también permite el acceso y edición de la documentación requerida, de manera que aporta una solución paperless a diferentes procedimientos, como aquellos relacionados con la gestión de la calidad y el tratamiento de no conformidades.

Con toda la información con la que trabaja Polaris es muy sencillo obtener informes personalizados sobre productividad y todo aquello que se cuece en la fábrica, consiguiéndose una visión global de la misma con la que podemos diseñar mejoras más efectivas en búsqueda de la calidad total.

Esto es sólo una muestra del fascinante catálogo de soluciones que el Internet Industrial de las Cosas aporta a las empresas. Si queréis ir más allá y estar al tanto de todo lo que se mueve alrededor de tecnologías como esta, permaneced atentos a nuestro blog y redes sociales, eso nos haría muy felices 😉

Una visión del Astillero 4.0

La industria del transporte siempre ha estado a la vanguardia de los avances técnicos, por ello los barcos no se deben encallar en métodos de fabricación obsoletos cuando se están desarrollando e implantando avances sorprendentes que mejoran todos sus aspectos. ¿Son los astilleros españoles conscientes de esto y están tomando las medidas oportunas? Va siendo hora de analizarlo.

Los casos de éxito de Sixphere

¿Quieres conocer qué hacemos y el modo en que lo hacemos? Visita nuestros casos de éxito y pregúntanos todo lo que necesites saber.

Dónde Estamos

Espacio RES

Avda. República Argentina 25 Planta 9, 41011 Sevilla

Cómo Contactar

Envíanos un Email

Conocenos más

Contacta con nosotros

Visita nuestra sección de contacto y pídenos lo que necesites

Share This