Seleccionar página

Cómo la digitalización mejora la capacidad de fabricación

Transformación digital
Las fábricas, al igual que la maquinaria que las conforman, confían sus buenos resultados en el correcto ajuste y funcionamiento de sus componentes. La capacidad de fabricación es una buena medida para saber cómo de “engrasada” se encuentra una planta productiva, de ahí que debamos optimizarla lo mejor posible. Os damos algunos tips digitales muy prácticos en este sentido.

¿Qué es y para qué sirve la capacidad de fabricación?

Podemos entender la capacidad de producción como la cantidad de producto máxima que es capaz de fabricar una línea o una máquina. Es habitual que esta venga expresada como unidades producidas por unidad de tiempo.

La capacidad de fabricación puede ser flexible y ajustarse a las fluctuaciones de demanda. Sin embargo, debemos tener en cuenta que, en condiciones de máxima capacidad, es habitual que esta no sea sostenible durante largos períodos de tiempo o mientras se consume una gran cantidad de recursos. Por ello conviene encontrar una capacidad estable a la vez que eficiente.

La capacidad de fabricación es esencial a la hora de diseñar una línea de producción y su cadena de suministro, puesto que su conocimiento ayuda a la definición de objetivos. De esta forma evitaremos los retrasos en la producción industrial.

¿Cómo mejorar la capacidad de fabricación en una planta industrial?

En primer lugar, para saber cómo mejorarla, antes tendremos que identificar los principales factores que causan pérdidas en la capacidad de fabricación y sobre los que debemos actuar:

  • Configuraciones y ajustes (paradas planificadas).
  • Averías (paradas no planificadas).
  • Velocidad de fabricación reducida (ciclos lentos).
  • Pequeñas paradas en la línea.
  • Rechazos de productos y piezas defectuosas.
  • Piezas defectuosas que se crean al arrancar la producción.

Una vez reconocidos estos obstáculos, ya estamos en condiciones de estudiar las diversas maneras existentes para incrementar la capacidad de fabricación en una planta industrial:

  • De manera inmediata:
    • Usar los recursos durante más tiempo, añadiendo turnos o realizando horas extra.
    • Subcontratación de equipos.
  • A largo plazo y de manera sostenible:
    • Optimizando el uso de los equipos.
    • Mediante la adquisición de nuevos equipos.

De todas ellas, debemos prestar especial atención a la optimización de los recursos de los que disponemos, y es que lo más normal es que haya un amplio margen de mejora en este sentido.

Con ello conseguiremos mejorar nuestra capacidad de fabricación, a la vez que nos ahorramos el coste, normalmente elevado, del resto de alternativas propuestas. Es aquí donde las soluciones digitales pueden aportar mucho.

Cómo digitalizar mejora la capacidad de fabricación

Métodos y herramientas para optimizar la capacidad de fabricación

Como hemos hablado hace nada, la transformación digital de los entornos industriales es un recurso muy valioso a la hora de mejorar la capacidad de fabricación en una planta. Este proceso de digitalización puede aplicarse de diversas maneras. Mencionaremos las más destacadas.

Mantenimiento predictivo

Aplicando tecnologías propias de la inteligencia artificial, como machine learning o deep learning, podemos reducir al mínimo el efecto sobre la capacidad de fabricación que tienen las paradas debidas a fallos en el funcionamiento de la maquinaria y de los diferentes sistemas que constituyen la fábrica.

De esta forma podremos predecir con fiabilidad qué es lo que va a fallar en un futuro más o menos cercano, pudiendo intervenir antes de que esto ocurra, reduciendo así el tiempo necesario para intervenir. Además, podemos planificar esta intervención para que repercuta lo menos posible en los ritmos de trabajo.

Gestión de los recursos humanos

También es interesante comprobar la utilidad de las soluciones digitales para optimizar el rendimiento de los equipos de trabajo. Aquí se hace muy visible un concepto que tenemos grabado a fuego, y es que la digitalización no es nada si no tenemos en cuenta el factor humano, que debe ser el centro del proceso.

Con las herramientas digitales podremos organizar de forma más eficiente posible las tareas de los trabajadores. Distribuyéndolas según una combinación de factores, como la carga de trabajo, la ubicación geográfica o las capacidades de cada empleado.

Predicción de la demanda

Una opción muy valiosa para mejorar la capacidad de fabricación, es la posibilidad de emplear algoritmos que sean capaces de predecir la demanda de un producto en función de los datos disponibles y de la información histórica de la que se dispone.

Esta capacidad predictiva permite a los responsables, como pueden ser los directores de operaciones, prepararse con suficiente antelación a las exigencias del mercado y adquirir los recursos necesarios y/o gestionarlos conforme a la futura situación.

Mejora de los estándares de calidad

Las exigencias de los usuarios finales, la alta competitividad de los mercados y los requisitos normativos que siempre flotan en el ambiente industrial, hacen de la calidad un factor diferencial de enorme importancia.

Tener un control de todo lo que sucede en la planta, o al menos de los aspectos más relevantes, permite una toma de decisión basada en datos que hará que los estándares de calidad se incrementen notablemente.

Crear un entorno más seguro

Hace poco acabamos de mencionaros lo trascendental que son las personas para la digitalización. Por ello es nuestra obligación cuidar por su bienestar, algo que también terminará repercutiendo positivamente en las cifras de fabricación.

Un personal que se sienta seguro estará más motivado y, además, esta seguridad evitará que proliferen las bajas y los contagios entre los trabajadores. Para este fin, digitalizar las auditorías internas es una opción muy a considerar, puesto que se agiliza su gestión enormemente.

Es evidente que la digitalización industrial pasa por un proceso previo de sensorización del entorno, o de parte del mismo, de manera que podamos recabar los datos que sean de mayor interés para los gestores. Posteriormente, el tratamiento y análisis avanzado de esta información nos permite aplicar todos estos recursos y conseguir beneficios.

Para ayudar a las industrias a crear entornos integralmente digitalizados que les permitan actuar de la manera más eficiente de cara a su capacidad de fabricación, ponemos a su disposición soluciones como Polaris. Con Polaris tendrás una radiografía completa y en tiempo real de los procesos de producción, afianzando con ello la gestión basada en información cuantificable mediante datos veraces… ¡Digitalizar para agilizar!

Digitalizar en plano secuencia

Digitalizar en plano secuencia

No se debe tener miedo ni duda al afirmar, simplemente por ser, en apariencia, un concepto opuesto al frío tecnológico, que la digitalización trata de emociones. Digitalizar en plano secuencia es cubrir expectativas y aportar alegría a nuestros clientes.

El papel de la protección de datos en tiempos de teletrabajo

El papel de la protección de datos en tiempos de teletrabajo

Desde la incorporación masiva del teletrabajo, se ha conformado un nuevo escenario de riesgos en materia de seguridad y protección de datos que exige por parte de las empresas una gestión adecuada que garantice su integridad de acuerdo a las leyes vigentes. Hablemos sobre el papel de la protección de datos en el teletrabajo.

Los casos de éxito de Sixphere

¿Quieres conocer qué hacemos y el modo en que lo hacemos? Visita nuestros casos de éxito y pregúntanos todo lo que necesites saber.

Share This
Cómo la digitalización mejora la capacidad de fabricación - Sixphere
Seleccionar página

Cómo la digitalización mejora la capacidad de fabricación

Transformación digital
Las fábricas, al igual que la maquinaria que las conforman, confían sus buenos resultados en el correcto ajuste y funcionamiento de sus componentes. La capacidad de fabricación es una buena medida para saber cómo de “engrasada” se encuentra una planta productiva, de ahí que debamos optimizarla lo mejor posible. Os damos algunos tips digitales muy prácticos en este sentido.

¿Qué es y para qué sirve la capacidad de fabricación?

Podemos entender la capacidad de producción como la cantidad de producto máxima que es capaz de fabricar una línea o una máquina. Es habitual que esta venga expresada como unidades producidas por unidad de tiempo.

La capacidad de fabricación puede ser flexible y ajustarse a las fluctuaciones de demanda. Sin embargo, debemos tener en cuenta que, en condiciones de máxima capacidad, es habitual que esta no sea sostenible durante largos períodos de tiempo o mientras se consume una gran cantidad de recursos. Por ello conviene encontrar una capacidad estable a la vez que eficiente.

La capacidad de fabricación es esencial a la hora de diseñar una línea de producción y su cadena de suministro, puesto que su conocimiento ayuda a la definición de objetivos. De esta forma evitaremos los retrasos en la producción industrial.

¿Cómo mejorar la capacidad de fabricación en una planta industrial?

En primer lugar, para saber cómo mejorarla, antes tendremos que identificar los principales factores que causan pérdidas en la capacidad de fabricación y sobre los que debemos actuar:

  • Configuraciones y ajustes (paradas planificadas).
  • Averías (paradas no planificadas).
  • Velocidad de fabricación reducida (ciclos lentos).
  • Pequeñas paradas en la línea.
  • Rechazos de productos y piezas defectuosas.
  • Piezas defectuosas que se crean al arrancar la producción.

Una vez reconocidos estos obstáculos, ya estamos en condiciones de estudiar las diversas maneras existentes para incrementar la capacidad de fabricación en una planta industrial:

  • De manera inmediata:
    • Usar los recursos durante más tiempo, añadiendo turnos o realizando horas extra.
    • Subcontratación de equipos.
  • A largo plazo y de manera sostenible:
    • Optimizando el uso de los equipos.
    • Mediante la adquisición de nuevos equipos.

De todas ellas, debemos prestar especial atención a la optimización de los recursos de los que disponemos, y es que lo más normal es que haya un amplio margen de mejora en este sentido.

Con ello conseguiremos mejorar nuestra capacidad de fabricación, a la vez que nos ahorramos el coste, normalmente elevado, del resto de alternativas propuestas. Es aquí donde las soluciones digitales pueden aportar mucho.

Cómo digitalizar mejora la capacidad de fabricación

Métodos y herramientas para optimizar la capacidad de fabricación

Como hemos hablado hace nada, la transformación digital de los entornos industriales es un recurso muy valioso a la hora de mejorar la capacidad de fabricación en una planta. Este proceso de digitalización puede aplicarse de diversas maneras. Mencionaremos las más destacadas.

Mantenimiento predictivo

Aplicando tecnologías propias de la inteligencia artificial, como machine learning o deep learning, podemos reducir al mínimo el efecto sobre la capacidad de fabricación que tienen las paradas debidas a fallos en el funcionamiento de la maquinaria y de los diferentes sistemas que constituyen la fábrica.

De esta forma podremos predecir con fiabilidad qué es lo que va a fallar en un futuro más o menos cercano, pudiendo intervenir antes de que esto ocurra, reduciendo así el tiempo necesario para intervenir. Además, podemos planificar esta intervención para que repercuta lo menos posible en los ritmos de trabajo.

Gestión de los recursos humanos

También es interesante comprobar la utilidad de las soluciones digitales para optimizar el rendimiento de los equipos de trabajo. Aquí se hace muy visible un concepto que tenemos grabado a fuego, y es que la digitalización no es nada si no tenemos en cuenta el factor humano, que debe ser el centro del proceso.

Con las herramientas digitales podremos organizar de forma más eficiente posible las tareas de los trabajadores. Distribuyéndolas según una combinación de factores, como la carga de trabajo, la ubicación geográfica o las capacidades de cada empleado.

Predicción de la demanda

Una opción muy valiosa para mejorar la capacidad de fabricación, es la posibilidad de emplear algoritmos que sean capaces de predecir la demanda de un producto en función de los datos disponibles y de la información histórica de la que se dispone.

Esta capacidad predictiva permite a los responsables, como pueden ser los directores de operaciones, prepararse con suficiente antelación a las exigencias del mercado y adquirir los recursos necesarios y/o gestionarlos conforme a la futura situación.

Mejora de los estándares de calidad

Las exigencias de los usuarios finales, la alta competitividad de los mercados y los requisitos normativos que siempre flotan en el ambiente industrial, hacen de la calidad un factor diferencial de enorme importancia.

Tener un control de todo lo que sucede en la planta, o al menos de los aspectos más relevantes, permite una toma de decisión basada en datos que hará que los estándares de calidad se incrementen notablemente.

Crear un entorno más seguro

Hace poco acabamos de mencionaros lo trascendental que son las personas para la digitalización. Por ello es nuestra obligación cuidar por su bienestar, algo que también terminará repercutiendo positivamente en las cifras de fabricación.

Un personal que se sienta seguro estará más motivado y, además, esta seguridad evitará que proliferen las bajas y los contagios entre los trabajadores. Para este fin, digitalizar las auditorías internas es una opción muy a considerar, puesto que se agiliza su gestión enormemente.

Es evidente que la digitalización industrial pasa por un proceso previo de sensorización del entorno, o de parte del mismo, de manera que podamos recabar los datos que sean de mayor interés para los gestores. Posteriormente, el tratamiento y análisis avanzado de esta información nos permite aplicar todos estos recursos y conseguir beneficios.

Para ayudar a las industrias a crear entornos integralmente digitalizados que les permitan actuar de la manera más eficiente de cara a su capacidad de fabricación, ponemos a su disposición soluciones como Polaris. Con Polaris tendrás una radiografía completa y en tiempo real de los procesos de producción, afianzando con ello la gestión basada en información cuantificable mediante datos veraces… ¡Digitalizar para agilizar!

Digitalizar en plano secuencia

Digitalizar en plano secuencia

No se debe tener miedo ni duda al afirmar, simplemente por ser, en apariencia, un concepto opuesto al frío tecnológico, que la digitalización trata de emociones. Digitalizar en plano secuencia es cubrir expectativas y aportar alegría a nuestros clientes.

El papel de la protección de datos en tiempos de teletrabajo

El papel de la protección de datos en tiempos de teletrabajo

Desde la incorporación masiva del teletrabajo, se ha conformado un nuevo escenario de riesgos en materia de seguridad y protección de datos que exige por parte de las empresas una gestión adecuada que garantice su integridad de acuerdo a las leyes vigentes. Hablemos sobre el papel de la protección de datos en el teletrabajo.

Los casos de éxito de Sixphere

¿Quieres conocer qué hacemos y el modo en que lo hacemos? Visita nuestros casos de éxito y pregúntanos todo lo que necesites saber.

Share This