El estado de la Industria 4.0 en España

Industria 4.0 | Smart Factory

Anteriormente ya os hemos hablado de la Industria 4.0 y las Smart Factories, así que ahora toca alzar la mirada para comprobar su situación en España. En este artículo vamos a analizar el grado de digitalización de las empresas españolas, tanto en general como centrándonos en los sectores más relevantes. Además, trataremos de encontrar qué factores están frenando este proceso.

Seguramente habréis oído hablar de transformación digital por todos los medios posibles. Sin embargo, éste no es un concepto vacío que se repita una y otra vez sin ninguna sustancia en su interior.

De hecho, la digitalización del sector industrial viene cargada de beneficios para empresas, que finalmente acabarán llegando al consumidor final de una u otra forma, por lo que a todos nos interesa.

¿Quieres saber más sobre cómo se encuentra el sector industrial español en cuanto a su Cuarta Revolución? Si no puedes esperar más, te invitamos a que te adentres en esta lectura llena de pruebas que, si no lo estás aún, te convencerán de las bondades de la Industria 4.0.

Transformación Digital e Industria 4.0 en España

¿En qué lugar podemos situar a España dentro de la transformación digital a nivel mundial? Según el Índice de Evolución Digital 2017, publicado por el Foro Económico Mundial, España se encuentra en la posición número 25, por lo que debe seguir avanzando con más ímpetu hacia la digitalización.

La industria española muestra un claro interés en su transformación digital. Según el estudio de Roland Berger y Siemens España 4.0. El reto de la transformación digital de la economía, el 100% de las empresas opinan que la digitalización traerá mejoras en la productividad y que esta no conllevará caídas en la contratación. El estudio también refleja que el sector industrial es el que más uso hace de las herramientas colaborativas y el que más videoconferencias realiza.

A la hora de estudiar la situación de la Industria 4.0 en España, también podemos echarle un ojo al estudio sobre la misma realizado por la consultora Pwc a partir de entrevistas a 2.000 directivos de industrias de 26 países, entre ellos 45 españoles.

De esta encuesta se pueden extraer conclusiones que nos indican que queda un largo camino por recorrer para que las empresas españolas alcancen un grado de transformación digital equiparable al de otros países.

Pasemos a las cifras, el estudio de Pwc desvela que solamente el 8% de las empresas españolas tienen un grado avanzado de digitalización, mientras que la media del resto del mundo es del 33%. Para 2020 se prevé que estos porcentajes crezcan en España hasta el 19% y globalmente llegarán al 72%, por lo que la velocidad de digitalización será más reducida también.

En cuanto a los diferentes sectores productivos, el aeronáutico, el químico y el de transportes son algunos en los que el escalón entre el nivel de transformación digital global y el español es mayor, con una diferencia porcentual que supera el 40%. Por otra parte se encuentra el sector automovilístico, donde el hueco es del 24%.

El estado de la Industria 4.0 en algunos sectores industriales españoles

Automoción

Pese a que los procesos implicados en la fabricación de coches han cambiado muy poco a lo largo de los años, la llegada de la transformación digital ha supuesto variaciones más que notables en el sector del automóvil.

España es el segundo país fabricante de coches de Europa, sólo superado por Alemania, por lo que las mejoras derivadas de la digitalización del sector supondrá beneficios amplios para la economía nacional.

Tecnologías como Big Data e IIoT han hecho dar un paso de gigante a la hora de monitorizar los procesos y hacerlos más eficientes. Este mayor control de la fabricación consigue, entre otros, un mayor ahorro energético, fabricándose coches más “verdes”, factor que tienen muy en cuenta los consumidores a la hora de hacerse con uno.

Otros campos, como el caso de la robótica, también realiza un gran aporte a este cambio digital. Según datos de la Asociación Española de Robótica y Automatización de Tecnologías de la Producción (AER-ATP), en 2016 había en la industria española un total de 34.528 robots. De estos, 6 de cada 10 se encontraban en plantas de automoción.

Para llevar a cabo este cambio digital, algunas empresas del sector de la automoción se han aliado con otras tecnológicas, como es el caso de SEAT y Samsung, que se marcaron como objetivo crear el “coche conectado”.

Aeronáutica

Si prestamos atención a las ventas y los datos de empleo, el sector aeronáutico español se encuentra en el quinto lugar de Europa. Los principales “culpables” de ello son la presencia en el país de plantas de empresas de primera línea, como Airbus y Alestis, así como de centros de I+D especializados.

Según la guía estratégica Retos del Sector Aeronáutico en España, redactada por la Asociación Española de Empresas Tecnológicas de Defensa, Aeronáutica y Espacio (TEDAE), esta industria copa el 6% del gasto en innovación tecnológica del país. Además, esta misma guía refleja que por cada 100€ que se invierten en I+D+i, el PIB español aumenta en 700€. Otro dato significativo es que el 9.5% de la facturación se vuelve a invertir en I+D+i.

Estas empresas están poco a poco implantando sistemas que permiten una producción más eficiente, empezando desde el propio proceso de diseño de los aviones. Para ello hacen uso de herramientas colaborativas de gestíón y de diseño, pudiendo emplear estas últimas tecnologías como el 3D y la realidad virtual. También existe una tendencia hacia la unificación de los sistemas de datos.

Con la metamorfosis hacia Smart Factories, las plantas aeronáuticas operarán de una manera más inteligente y automatizada, como es el caso de Alestis, que cuenta con nuestra solución Polaris para una mejor gestión de los procesos y de la mano de obra gracias al IIoT, las tecnologías de proximidad y de localización.

aeronautica

Industria química

Pese a la importancia que tiene la industria química en la economía del país, siendo la cuarta española con una facturación en 2018 de 38.677 millones, lo que supuso un crecimiento interanual del 4%, su nivel de digitalización se encuentra muy por debajo del de otras industrias como la aeronáutica o la automovilística.

Según Deloitte, a nivel mundial más de la mitad de las empresas químicas no tienen definida una estrategia para su transformación digital, aunque éste es un mal que Europa sufre en menor medida que Estados Unidos o los países asiáticos.

Para mitigar este defecto, las empresas del sector han empezado a tomar medidas. Un ejemplo es el acuerdo de colaboración entre la Asociación Española para la Digitalización y la Federación Empresarial de la Industria Química Española (FEIQUE), mediante el cual se tratarán temas como la Industria 4.0, la ciberseguridad, el Big Data o la fabricación aditiva, entre otros.

Otra muestra del empeño de algunas compañías del sector químico para paliar el bajo índice de digitalización es la apertura por parte de BASF de un centro para la digitalización en Madrid.

Energía

La digitalización del sector energético español se encuentra en una fase inicial, aunque con muy altas ambiciones, tal y como revela el Informe Minsait sobre Madurez Digital 2018.

Las empresas energéticas se encuentran aplicando cambios destinados a la incorporación de servicios digitales al usuario final y también a una mejora en la gestión de sus infraestructuras.

Entre estos servicios digitales destacan la personalización de la oferta gracias al Big Data y los servicios para gestionar el autoconsumo y la eficiencia mediante IoT, proporcionando además una mayor cantidad de información al cliente.

En cuanto a las mejoras en la administración de las redes y los recursos disponibles, se plantea como interesante llegar a acuerdos con empresas tecnológicas punteras, de forma que esta relación desemboque en nuevas oportunidades de mercado gracias a la aplicación de tecnologías como el Blockchain.

Barreras para la implantación de la Industria 4.0 en España

Un cambio de gran magnitud como es la transformación digital en la industria, pese a sus evidentes beneficios, es lógico que tenga que superar obstáculos para su implantación y madurez.

¿Cuáles son las principales barreras que ralentizan este proceso? Si volvemos al estudio de Pwc comentado al inicio del artículo, en una de sus secciones se preguntó a los encuestados sobre las principales barreras que dificultan la implementación de procesos digitales, con los siguientes resultados:

  • Falta de cultura digital y formación (76%).
  • Falta de liderazgo (64%).
  • No tener claro los beneficios económicos que conlleva (56%).
  • Elevado coste (28%).
  • Falta de colaboración por parte de los socios (24%).
  • Escasez de talento (20%).

Para analizar estos impedimentos a un nivel nacional, le echaremos un vistazo al estudio Smart Industry 4.0 en España, realizado por Everis. Según este, y como era de esperar, muchas de estas barreras coinciden con las de la encuesta internacional de Pwc.

Es de sentido común pensar que la digitalización de las empresas traerá consigo grandes beneficios para las mismas y, por tanto, para la economía del país. Estudios como el de la consultora Advice Strategic Consultants, realizado con 2.400 pymes y autónomos, 400 grandes empresas y 400 entidades públicas, respaldan esta teoría.

Este estudio publica que un mayor crecimiento digital haría que el PIB español creciese entorno un 5%, mientras que la previsión actual es del 2.7%. Efecto que tendría una repercusión directa en el empleo, creándose un millón de puestos de trabajos anuales, frente al medio millón de ahora.

Pese a todo lo que nos ofrece este futuro tan optimista, no nos equivocamos si decimos que a la industria española le queda mucho por hacer para alcanzar las capacidades digitales de los países que se encuentran a la cabeza de la Industria 4.0.

Toda esta capacidad de mejora debe servir como incentivo para la aceleración del proceso de transformación digital, que debe convertirse en realidad mediante acciones que conlleven una mayor concienciación que conduzca a una inversión más fuerte por parte de todos los agentes implicados. ¿Y tú qué opinas? Hablamos en las redes sociales ¡Hasta la semana que viene!

Cómo llevar a cabo el proceso de digitalización de una empresa

Estar a la última en gestión empresarial obliga a implicarse en profundidad en estrategias y acciones de digitalización. Y es que, si estás en mayor o menor medida sumergido en este mundillo, notarás como las noticias y publicaciones al respecto cada vez son más y más frecuentes. En este artículo os traemos una breve descripción sobre lo fundamental que debéis considerar para digitalizar una empresa.

Los Puertos 4.0 en España: últimas tendencias

Los puertos avanzan imparablemente hacia su transformación digital, que se materializa en los conocidos Puertos 4.0. Estos puertos inteligentes o Smart Ports, abarcan multitud de aspectos y variables. Dentro de estos, ¿cuáles son tendencia de futuro actualmente? Os los traemos aquí.

Los casos de éxito de Sixphere

¿Quieres conocer qué hacemos y el modo en que lo hacemos? Visita nuestros casos de éxito y pregúntanos todo lo que necesites saber.

Dónde Estamos

Espacio RES

Avda. República Argentina 25 Planta 9, 41011 Sevilla

Cómo Contactar

Envíanos un Email

Conocenos más

Contacta con nosotros

Visita nuestra sección de contacto y pídenos lo que necesites

Share This