Cómo aplicar las 5s desde la perspectiva de gamificación

5S | Gamificación | Industria 4.0 | Lean | Lean Manufacturing
Sabemos de la importancia del método de las 5S como herramienta de mejora continua en el ámbito productivo. ¿Qué tal si le añadimos un toque de gamificación?

No es la primera vez que desde este blog ponemos el foco en las 5S. En entradas precedentes hablábamos de la importancia y conveniencia de la implantación de filosofías Lean Manufacturing y de la inclusión de métodos como precisamente las 5S en el ciclo de mejora continua dentro del ámbito de una Fábricas Inteligente, esencialmente como medios contrastados para la optimización de sus procesos productivos.

metodologia las 5s

Como sabéis, en Sixphere nos encanta el concepto de Industria 4.0 real, la (no tan “trillada”) digitalización real, y la experiencia ya nos ha demostrado por activa y por pasiva que dicho concepto no sólo versa sobre tecnología e innovación, hardware, software o «noséquéware». La primera piedra de una Smart Factory es la toma de conciencia sobre una necesidad de cambio y la asunción de un marco metodológico común para alcanzar objetivos predefinidos en base a necesidades reales. Ni más, ni menos.

Una vez asumida la conveniencia del cambio, fijados los objetivos SMART que se quieren alcanzar, y disponiendo de un puñado de buenas prácticas Lean y herramientas como las 5S, llega el momento de preguntarse: ¿cómo lo hago? Dentro de la imposibilidad de responder de manera simple y unívoca a una cuestión tan enorme, sí que podemos afirmar que el primer paso es la concienciación y la implicación. Y es en este punto donde la gamificación puede ser un fuerte aliado.

Oh no, la gamificación

Desde un punto de vista puramente académico (Wikipedia), la gamificación (o como bien se puntualiza, la ludificación), puede definirse como “el uso de técnicas, elementos y dinámicas propias de los juegos y el ocio en actividades no recreativas con el fin de potenciar la motivación, así como de reforzar la conducta para solucionar un problema, mejorar la productividad, obtener un objetivo, activar el aprendizaje y evaluar a individuos concretos.”

Desgraciadamente, en muchas ocasiones hablar de gamificación es en realidad hablar de una deformación o versión falsa de la misma. Gamificar no debe tener como fin conseguir que alguien haga algo que quiero que haga y que a priori no haría, pero que disfrazo con colores y serpentinas para que finalmente termine haciéndolo. Seguramente no sea ese el camino ideal.

¿Qué debemos tener en cuenta pues en un proceso de gamificación?

Motivación, implicación y reconocimiento. Dichos conceptos pueden verse como nodos de un ciclo iterativo: motivar implicando, implicar reconociendo, reconocer motivando.

Reconocimiento frente a recompensa. El fin no debe ser premiar la participación en el propio proceso gamificado, sino valorar el impacto del esfuerzo de los implicados en el flujo de mejora continua de un proceso productivo.

Evaluación asertiva. Un ciclo de gamificación debe concluir en un proceso de evaluación de resultados transparente, honesto y abierto. Es ahí donde se planta la semilla para el incremento de valor en la siguiente iteración de mejora.

Gamificación & 5S

Analizando la metodología 5S y revisando los principios de gamificación expuestos, parece claro que se trata de dos conceptos condenados a entenderse, pudiendo considerar incluso la gamificación como parte indispensable de la propia metodología.

¿Cómo enfocar la gamificación en las 5S? Se perseguirán dos objetivos de alto nivel: la facilitación de las tareas necesarias a través de mecanismos amigables y ágiles como medio de motivación e implicación; y la evaluación continua de los protagonistas del proceso como herramienta de reconocimiento.

    Tecnologías IIoT y de proximidad en tiempo real, arquitectura

    Para ello, se propone atacar vía gamificación cuatro puntos específicos clave en el proceso 5S:

    • Ejecución de auditorías a pie de campo.
    • Gestión personalizada del plan de acción.
    • Evaluación de acciones tomadas.
    • Reconocimiento del impacto de cada protagonista en la mejora observada.

    Ejecución de auditorías

    Una de las tareas más necesariamente minuciosas y posiblemente tediosas: la realización de una auditoría a pie de campo. El auditor debe recorrer las zonas previamente planificadas y, por cada ítem de la «S» en cuestión, valorar su nivel de cumplimiento. Por si fuera poco, debe aportar evidencias gráficas e incluso registrar no conformidades a corregir a través de acciones concretas.

    ¿Qué tal si motivamos al auditor facilitándole al máximo la tarea? Un paso decisivo puede ser aportar un entorno digital usable, amigable y orientado a su uso en dispositivos móviles que le permita de una manera ágil ejecutar todas las acciones que necesite, desde planificar o registrar su informe de auditoría, hasta levantar no conformidades o adjuntar imágenes.

    Sin ser un aspecto puramente gamificado, supone un paso decisivo a la hora de motivar al protagonista, pues conlleva la generación de un ecosistema digital integral y personalizado que introduce de lleno a los implicados en el proceso de mejora diseñado.

    Plan de acción

    El ciclo de mejora no concluye en la ejecución de una auditoría y en el registro de no conformidades. Las mejoras se hacen efectivas cuando cada uno de los responsables de las áreas auditadas se hace cargo de las acciones a tomar y las lleva a cabo, registrando las evidencias adecuadas.

    ¿Cómo podemos mejorar la gestión de dichas acciones y facilitar la intervención de los protagonistas? Siguiendo la línea Lean marcada, la aplicación de Kanban puede ser una solución efectiva que aportará: un marco visual personalizado del estado del área de la que se es responsable; un método eficaz de gestión de las tareas y del trabajo en curso; y la base para el cálculo de métricas que permitan evaluar más tarde el impacto de cada una de las acciones llevadas a cabo.

    Valoración de esfuerzo

    Una vez concluido el proceso de auditoría, registro de no conformidades y ejecución de acciones de mejora, llega el momento de evaluar. Dentro de dicha fase, es crucial implicar a los protagonistas relacionados, tanto del lado auditor como del lado auditado. Para ello, es adecuado permitir al auditor puntuar u otorgar medallas a las acciones de mejora más destacadas, premiando de este modo el esfuerzo llevado a cabo por los implicados para incrementar valor en su parcela dentro del flujo productivo.

    Ubicar pantallas dentro de la planta de producción que muestren rankings en tiempo real acerca de las zonas mejor valoradas o de las acciones de mejora más destacadas, puede suponer no sólo un modo de evaluar la evolución de cada zona, también un mecanismo de valoración y estímulo que haga ver a los protagonistas la importancia de su implicación.

    Reconocimiento de impacto

    Dentro del proceso de evaluación, más allá de valorar las acciones de mejora, se hace necesario realizar de manera periódica y planificada retrospectivas en las que se analicen aspectos como los resultados generales de auditoría por zonas, el estado de cada «S» o, lo que es más importante, la evolución observada. Es dicho parámetro el que va a permitir determinar que el ciclo de mejora continua implantado está impactando de manera positiva.

    Dichas retrospectivas deben hacerse en grupo e, idealmente, han de tener en cuenta indicadores productivos que se hayan visto decisivamente impactados por las mejoras progresivas llevadas a cabo. Es en ese punto donde el reconocimiento del impacto de cada protagonista en el ciclo de mejora alcanza su máximo.

    Polaris, 5S y gamificiación

    Nuestro ojito derecho, Polaris Industry, dispone de un módulo específico orientado a la digitalización y gamificación del método 5S que abarca aspectos de planificación, gestión de auditorías y plan de acción vía Kanban, evaluación y reconocimiento. ¡Échale un ojo!

    Cómo Housekeeping ayuda a hacer auditorías internas de calidad

    ¿Conocéis la importancia que tiene Housekeeping y su relación con la calidad industrial? Si no es así, no os preocupéis. Os aclararemos todas vuestras dudas y os ofreceremos algunas de sus aplicaciones prácticas para que seáis conscientes de todo lo beneficioso que puede aportaros.

    Cómo disminuir los retrasos en la producción industrial

    Son muchas las metodologías que pueden servirnos para cumplir con la planificación prevista en torno a nuestro producto. Muchas de ellas las hemos tratado con anterioridad, aunque no está de más revisarlas centrándonos en el enfoque de este artículo.

    Los casos de éxito de Sixphere

    ¿Quieres conocer qué hacemos y el modo en que lo hacemos? Visita nuestros casos de éxito y pregúntanos todo lo que necesites saber.

    Share This